Si tu piel suele tener problemas en el cutis que pueden causar granitos o espinillas, no te preocupes porque a continuación se muestran algunos consejos para combatir esta situación:

  1. Rostro limpio y fresco: si tienes unas medidas de higiene adecuadas, conseguirás mantener el acné bajo control. Productos suaves: limpia tu rostro con jabón de aloe vera, de árbol, de té o de azufre y aclara la piel con una infusión tibia de tomillo.
  2. Productos suaves: limpia tu rostro con jabón de aloe vera, de árbol, de té o de azufre y aclara la piel con una infusión tibia de tomillo.
  3. Baños de vapor:  efectúa baños de vapor faciales a base de infusión de lavanda, ya que esta planta regula la grasa y calma la piel.
  4. Mascarillas purificantes: aplícate una o dos veces por semana, una mascarilla purificante con ingredientes reguladores de la grasa o antibacterianos como el ácido salicílico, el ácido lacticagua tibia o, el extracto de algas, etc.
  5. Hidrata bien la piel: la piel grasa también se puede deshidratar ya que lo que tiene es exceso de grasa, no de agua.
  6. Usa hidratantes ligeros: opta por productos sin aceite y de textura ligera, como los fluidos y los geles hidratantes.
  7. Cuidado con el sol: evitar que tu piel se deshidrate y se vea más roja, utiliza cremas solares "oil free", que no taponen los poros de la piel y con un índice de protección adecuado a tu piel.
  8. Ni un grano más: no presiones ni toques los granos ya que puedes aumentar la infección y dejar cicatrices. mejor sigue estos consejos:
  9. La dieta también importa.

 

Evita las grasas saturadas presentes en la carne, embutidos, lácteos enteros, snacks salados, bollería industrial, comida precocinada, etc. evita también el consumo de alcohol, azucares y fritos.

Procura cuidar tu piel desde temprana edad y podrás prevenir no sólo arrugas y manchas, también otros problemas más graves como el cáncer. asegúrate de usar las cremas adecuadas para tu tipo de piel y ante cualquier anomalía visita a tu dermatólogo.